La frontera lo es todo

“¿Frontera?. Ese territorio de nadie. Donde tan poco tiempo pasan tan pocas personas. Donde nada es de nadie porque todo es de todos, de todos a un tiempo. Donde uno se encuentra circunspecto porque no sabe realmente dónde está o lo que quiere hacer o está haciendo.

La frontera entre la locura y la serenidad, entre la creatividad y el vacío, entre el olvido y el recuerdo, entre el orden y el caos, entre el dolor y el placer, entre el amor y el odio, entre la vida y la nada. Entre la oscuridad y la luz.

Llámalo eso o aquello. Hay gente que vive siempre en la frontera. Y hay gente que no la conoce, o no quiere reconocerla, por miedo, por ingenuidad o ignorancia, por inseguridad o por comodidad. Otros no saben de lo que hablo…pero deberían”

Fuente: Variaciones en Despertando  (28 de mayo de 2012)

Anuncios
Publicado en Cuento, Escritura | Etiquetado , | Deja un comentario

La ficción es felicidad

La ficción narrativa, que procede del mito y de los cuentos infantiles, tiene, como ellos, la tarea de explicar el orden del mundo y ayudarnos a encontrar en él nuestra propia posición, es también un arma de la inteligencia y de la felicidad, pero no hay que olvidar que, para poder gozar de los buenos libros, es necesario un esfuerzo sostenido. Seguir leyendo

Publicado en Escritura | Etiquetado , , | Deja un comentario

Disfrutar mientras dure

Cuando él se fue ordené toda la casa para no tener nada que fuese suyo o me recordase a él. Un tiempo después encontré algunas de sus cosas en un armario, algunos libros y unos cuadernos. Los cuadernos los rompí o los tiré, todavía todo era demasiado reciente. Sin embargo los libros los guardé no se por qué. Seguir leyendo

Publicado en Cuento, Escritura, Musa | Etiquetado , | Deja un comentario

Mi experiencia

Si me preguntáis cuál de esas experiencias cambió mi vida. Os diré. Ahí empezó todo. Ahí terminará todo. Fue una experiencia que empecé mucho antes de partir: escribir

Fuente: Variaciones en Despertando, 17 Noviembre 2012

Publicado en Cuento, Escritura | Etiquetado | Deja un comentario

El descuidos

Le llamaban “el descuidos” y todo el mundo bromeó de ello durante toda su vida. Recordaba ahora aquellas tardes de verano en el río con sus amigos. Después se quedó con ello, con “el descuidos”. Algunos bromeaban y decían si era debido a que fue un descuido de su padre y de su madre lo que le trajo al mundo. Otros decían que en un descuido su padre le dejó caer y se quedó así, tontito para toda la vida.

Pero no, todos sabían la verdadera historia. En el instituto dejó olvidada encima de su pupitre una de aquellas innumerables cartas de amor que nunca se atrevía a enviar a Mónica. Todos en la clase se rieron de él. Él como primera reacción, como justificándose y subiendo los hombros, dijo que había sido un descuido. Esto incrementó aquella leyenda urbana, aquella epopeya adolescente, porque ya sabemos que los niños pueden ser muy crueles…Un descuido, un descuido, un descuido, el susurro recorrió todo el instituto, llegando a varias generaciones. “El descuidos” se quedó para toda la vida.

Ahora lo recordaba, ahora que tenía que recordarle continuamente las cosas, las anécdotas, las historias pasadas juntos. Incluso esta historia se le había olvidado. A ella, que siempre tuvo tan buena memoria, pero que ahora la enfermedad comenzaba a mermar. Pero pacientemente se lo explicó de nuevo. Ahora que tenía que velar por sus descuidos, pensó él. “Uy, fue un descuido”, con media sonrisa y mirada de complicidad le dijo ella justificándose, su compañera de toda la vida. Su compañera desde el instituto, Mónica. Y él cerró los ojos y sonrió.

Fuente: Variaciones en Despertando

Publicado en Cuento, Escritura | Etiquetado , | Deja un comentario

Los otros

El mensaje era un poco confuso pero pudo entender con cierta rapidez su significado. Y, en unos segundos, todo se le vino abajo. Todo dio vueltas. Todo era al contrario de como lo había entendido hasta entonces. Los malos no eran los otros. Programado para luchar durante toda su vida contra una civilización que le habían mostrado y enseñado como decadente, enferma, degenerada y que de forma contagiosa iba a destruir todo. Adiestrado como un soldado, como una máquina de matar para usar sus mismas armas de guerra, sin sentimientos, sin piedad. Todo se justificaba por el sentido último de las acciones. Y ahora lo comprendía. Al principio no hizo caso a la señal porque pensaba que era una operación más del enemigo, tratando de confundirle. Pero con este último mensaje su supervisor le había convencido: ¡ Su supervisor “arrepentido” ¡ y él…él había dedicado toda su vida a destruir la causa que había dado sentido a su bestialidad. Los malos no eran los otros. El spam era él.

Fuente: Variaciones en Despertando

Publicado en Cuento, Escritura | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Amor a primera vista

Lo de él y ella fue un amor a primera vista aunque las malas lenguas hablasen de matrimonio de conveniencia. Y es que a ambos les interesaba en aquel momento unirse, porque además del amor y del afecto, había una buena dosis de urgencia por encontrar una solución funcional y práctica. Después parece que dio resultado y por un tiempo ya nadie habló de matrimonio de conveniencia, sino de la conveniencia del amor. El amor en aquellos primeros momentos lo perdonaba todo, porque ya sabemos que amor significa no tener que decir nunca lo siento.

Pero el tiempo, que suele erosionar, dañar y quebrar todo o casi todo, dio lugar a los primeros malentendidos que se transformaron paulatinamente en reproches y disputas, y de ahí a la funcionalidad, al desamor y…a la ruptura definitiva, hubo un paso – o dos o tres porque esas penas son difíciles de describir y más difíciles de dirimir-

Los dos partidos, el Frente para el Desarrollo Nacional y la Alianza por la Igualdad, se separaron a los pocos años de unirse, todos los medios hablaban de un matrimonio de conveniencia sin sentido desde sus inicios. Pero si vemos los frutos de esa unión, algunos podemos decir: “que les quiten lo bailao”.

Publicado en Escritura, Uncategorized | Deja un comentario